Castillo de Pedraza

El castillo de Pedraza fue construido en el siglo XIII sobre los restos de antiguas fortificaciones de origen romano y árabe. La estructura fue reedificada en el siglo XV por la familia de los Herrera, época de la que data la torre del homenaje. En el siglo XVI el castillo pasó a estar bajo el control de los Fernández de Velasco, duques de Frías y Condestables de Castilla, quienes lo reformaron dando a la fortaleza el aspecto y estructura que tienen actualmente.

Situado en una zona defensiva clave, al borde del cerro en el que se asienta la localidad, el edificio quedó rodeado por un precipicio y un foso. En su exterior destacan la torre del homenaje tras una muralla con torreones circulares,  el muro con cañoneras, la puerta de álamo negro con picos de hierro y el escudo del Señorío de Velasco en la fachada. En el interior de la construcción puedes contemplar increíbles de arquerías románicas de medio punto comunicando los patios.

El castillo ha sido escenario de varias leyendas y testigo de momentos históricos como, por ejemplo, la prisión de los hijos del rey Francisco I de Francia, quienes fueron entregados como rehenes para asegurar el cumplimiento de lo pactado con el rey Carlos I en el Tratado de Madrid.

En el año 1926 el pintor Ignacio Zuloaga compró el castillo en un estado prácticamente en ruinas y, tras arreglar una de sus torres, montó en él su taller. Fueron sus herederos quienes rehabilitaron una segunda torre, instalando en ella el Museo Ignacio Zuloaga. En dicho museo se pueden contemplar obras del artista, así como bodegones flamencos del siglo XVII, un Cristo de El Greco e incluso un cuadro de Goya en el que retrata a la condesa de Baena. 

Así que ya sabes, si visitas esta localidad segovina no dejes de visitar el Castillo de Pedraza.

Historia de Pedraza (Segovia)

Hoy conoceremos un poco la historia de Pedraza. Esta localidad segovina es una villa medieval amurallada que conserva todo el encanto de los tradicionales pueblos castellanos gracias a una cuidada rehabilitación llevada a cabo durante el siglo pasado. Dicha rehabilitación le ha valido a la localidad para ser catalogada como Conjunto Histórico.

Los restos arqueológicos que se han encontrado en la zona hacen suponer que los inicios de la villa están directamente relacionados con un asentamiento celtibérico; no obstante, las primeras reseñas documentadas pertenecen al periodo de la reconquista.

Como viene siendo habitual en estas tierras, la ciudad perteneció a varios señores en la antigüedad, entre los que destacan, por ejemplo, Fernández de Velasco, Condestable de Castilla. A raíz de la llegada de la estirpe de los Velasco la población comienzó a atraer a varios nobles y ganaderos pertenencientes de otras zonas.

El auge económico, derivado de la ganadería y la lana, desaparece a partir del siglo XVIII y se extiende hasta nuestros días. Actualmente, la localidad de Pedraza es un referente turístico segoviano que, al igual que otras poblaciones, tuvo que ver cómo gran parte de su población migraba hacia la ciudad.

El nombre de Pedraza proviene de la Pretaria romana, a pesar de que los primeros datos históricos que se tienen se remontan a Don Fernando Gómez de Albornoz, comendador mayor de Montalbán, y que fue nombrado por rey el Enrique II de Castilla Señor de Pedraza. Tiempo más tarde, pasó a manos de la familia Herrera y a finales del siglo XV pasó a los condestables de Castilla por el matrimonio entre Doña Blanca Herrera y Don Bernardino Fernández de Velasco. Pedraza se mantuvo en estas manos hasta que en el siglo XIX se abolieron los señoríos.

Los condestables se asentaron allí, convirtiéndose en el lugar de paso para grandes personalidades como artistas, nobles y monarcas. En el siglo XVI y XVII tiene lugar la época de mayor esplendor del pueblo, y de esa fecha datan la mayor parte de casas y palacetes.

¿Conocías la historia de Pedraza?