Castillo de Pedraza

El castillo de Pedraza fue construido en el siglo XIII sobre los restos de antiguas fortificaciones de origen romano y árabe. La estructura fue reedificada en el siglo XV por la familia de los Herrera, época de la que data la torre del homenaje. En el siglo XVI el castillo pasó a estar bajo el control de los Fernández de Velasco, duques de Frías y Condestables de Castilla, quienes lo reformaron dando a la fortaleza el aspecto y estructura que tienen actualmente.

Situado en una zona defensiva clave, al borde del cerro en el que se asienta la localidad, el edificio quedó rodeado por un precipicio y un foso. En su exterior destacan la torre del homenaje tras una muralla con torreones circulares,  el muro con cañoneras, la puerta de álamo negro con picos de hierro y el escudo del Señorío de Velasco en la fachada. En el interior de la construcción puedes contemplar increíbles de arquerías románicas de medio punto comunicando los patios.

El castillo ha sido escenario de varias leyendas y testigo de momentos históricos como, por ejemplo, la prisión de los hijos del rey Francisco I de Francia, quienes fueron entregados como rehenes para asegurar el cumplimiento de lo pactado con el rey Carlos I en el Tratado de Madrid.

En el año 1926 el pintor Ignacio Zuloaga compró el castillo en un estado prácticamente en ruinas y, tras arreglar una de sus torres, montó en él su taller. Fueron sus herederos quienes rehabilitaron una segunda torre, instalando en ella el Museo Ignacio Zuloaga. En dicho museo se pueden contemplar obras del artista, así como bodegones flamencos del siglo XVII, un Cristo de El Greco e incluso un cuadro de Goya en el que retrata a la condesa de Baena. 

Así que ya sabes, si visitas esta localidad segovina no dejes de visitar el Castillo de Pedraza.

Plaza mayor de Pedraza

La Plaza mayor de Pedraza es considerada como una de las más bonitas de España, ¡y no me extraña para nada!

Es realmente complicado decidirte por tu sitio favorito de Pedraza, ya que se trata de un lugar con mucho encanto que te enamorará por su carácter antiguo. Pero sin duda esta plaza lo tiene todo para ser considerada como una de las más bonitas de España, y de hecho, así lo es.

Además de su encantador estilo, a los lados de la plaza encontrarás bares y restaurantes que, si bien son ideales para visitar durante todo el año, lucen todo su esplendor cuando llega el buen tiempo y puedes sentarte a disfrutar del sol en una bonita terraza. Pero no te dejes espantar cuando las temperaturas son más bajas, ya que entrar en estos sitios y tomarte algo caliente es un plan más que recomendado.

Pero esta plaza mayor de Pedraza es mucho más que unos magníficos bares a sus lados. Esta plaza mayor encaja perfectamente con las calles empedradas de la localidad y su casco antiguo en perfecto estado de conservación. Esta plaza te recibe con los brazos abiertos sin más decoraciones de las que necesita, únicamente se adorna (además de los mencionados establecimientos) con las casas castellanas que la rodean y la forman. Por si fuera poco, cuentas con la magnífica vista de la iglesia de San Juan Bautista, su torre y los soportales de las casas que hace ya muchísimo tiempo (concretamente durante el siglo XVI) fueron casas blasonadas.

Lo mejor de este lugar es que han sabido conservar la arquitectura y el sabor de la gastronomía tradicional castellana en perfecto estado. Uno viaja al pasado cuando está en Pedraza. ¿Has visitado la Plaza mayor de la localidad?

Cuéntame qué te ha parecido en la zona de comentarios.